Certificar o no certificar, esa es la cuestión

María Eugenia Velásquez

November 15, 2021
hombre joven pensando

Passivhaus es un estándar de construcción que garantiza una edificación con una alta eficiencia energética y un mayor confort térmico. Para lograrlo, es necesario seguir una serie de pasos, siendo el último la prueba in-situ para obtener la certificación Passivhaus.

Pero ¿Es obligatorio certificar una vivienda construida bajo el estándar Passivhaus? ¿Cuáles son las ventajas de certificarla? ¿Qué implica esta certificación?

Sabemos que estas son dudas comunes que surgen cuando estás pensando en construirte una Passivhaus, y por eso he dedicado este artículo a contestarlas ¡Vamos a ello!

¿Qué es la certificación Passivhaus?

La certificación Passivhaus es un sello de calidad que garantiza que la vivienda o edificio cumple satisfactoriamente con los criterios del estándar Passivhaus. Los requerimientos básicos son los siguientes:

  • Demanda de calefacción menor a 15 kWh por m² de área construida al año.
  • Demanda de refrigeración menor a 15 kWh por m² de área construida al año.
  • Demanda de energía primaria menor a 60 kWh por m² de área construida al año.
  • Hermeticidad menor a 0.6 renovaciones de aire por hora.

Existen 3 categorías de certificaciones Passivhaus: Passivhaus Classic, Passivhaus Plus y Passivhaus Premium. En este enlace puedes leer más al respecto.

¿Cuál es el proceso para certificar una casa Passivhaus?

El Passivhaus Institute es la entidad encargada de certificar las edificaciones Passivhaus. Esta certificación la puede llevar a cabo directamente personal del Passivhaus Institute o bien a través de un certificador acreditado (¡No confundir con un diseñador Passivhaus certificado!)

Aunque en teoría, la certificación se puede solicitar una vez completada la obra, es muy recomendable ponerse en contacto con el certificador en la fase inicial de planificación, porque de esta forma cualquier problema puede corregirse más fácilmente.

De forma general, los pasos para obtener la certificación Passivhaus son los siguientes:

  1. Comprobación inicial: El certificador debe comprobar si el proyecto tiene características especiales para así poder determinar cómo se debería evaluar durante la certificación.
  2. Revisión preliminar: En esta fase se evalúa de forma general los conceptos del diseño, el aislamiento y las instalaciones. También se revisa la versión preliminar del cálculo del programa PHPP (Passive House Planning Package), un software especializado para planificar la eficiencia energética de un edificio.
  3. Revisión de la fase de proyecto: Antes de iniciar la construcción, se entrega al certificador toda la documentación del proyecto relacionada con el balance energético, los datos técnicos de los materiales de construcción y el cálculo completo del programa PHPP. El certificador informará si todo es correcto o si se deben hacer ajustes.
  4. Revisión final: Una vez finalizadas las obras de construcción, cualquier cambio que se haya realizado se actualizará en la versión final de la documentación a entregar al certificador. También se realiza una prueba in-situ conocida como el “blower door test” que mide la hermeticidad de la construcción.

Si se cumplen con éxito todos los requerimientos de certificación, el propietario recibirá un certificado con un número de identificador único, un folleto complementario que contiene la documentación con el balance energético y todos los valores característicos del edificio, y una placa (opcional).

¿Te interesa construirte una casa pasiva de madera?
agenda una videollamada

¿Es obligatorio certificar una vivienda construida bajo el estándar Passivhaus?

La respuesta a esta pregunta es no, no es obligatorio. Como bien te indicaba al inicio, el Passivhaus es un estándar de construcción para lograr una edificación con una eficiencia energética superior y un confort térmico incomparable.

Para seguir los criterios del estándar Passivhaus es necesario un buen aislamiento, el uso de ventanas de altas prestaciones, la eliminación de puentes térmicos, incorporar un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor y garantizar una alta hermeticidad. Un diseñador Passivhaus certificado, o un arquitecto con el apoyo de un consultor Passivhaus, pueden diseñarte una vivienda cumpliendo estas características.

Dicho esto, aunque tu vivienda se diseñe y planifique cumpliendo el estándar Passivhaus, finalmente la certificación es el único proceso que te garantiza que se ha implementado de forma correcta.

Ventajas de certificar una casa Passivhaus

Pueden existir varias razones por las cuales decidas que no es necesario certificar tu vivienda Passivhaus, y esto es completamente válido, pero quisiera comentarte algunas de las ventajas que puedes obtener si la certificas:

  • Garantía de calidad. Con la certificación tienes la seguridad de que el estándar Passivhaus realmente se alcanzará en tu vivienda, y puedes evitar así posibles fraudes de empresas que te quieran “vender gato por liebre”.
  • Tendrás documentación de soporte para solicitar las llamadas “hipotecas verdes”, que son hipotecas que premian con mejores condiciones viviendas sostenibles y de alta eficiencia energética. Aquí te dejo el enlace a este artículo con más información sobre las hipotecas verdes.
  • Durante el proceso de certificación, el certificador puede detectar medidas de ahorro de energía que serían demasiado costosas de implementar y que no son necesarias para cumplir el estándar Passivhaus.
  • Aumentará el valor de tu vivienda. Si quieres o necesitas vender tu vivienda en el futuro, esta certificación es una garantía de calidad que aumenta el valor de tu vivienda en el mercado inmobiliario.

Para finalizar, regreso a la pregunta inicial: ¿Certificar o no certificar? Después de mi investigación, mi respuesta es que sí merece la pena certificar. Si ya estás invirtiendo un poco más en construirte una casa de alta eficiencia energética, el coste que supone la certificación no es mucho mayor, sobre todo si tienes en cuenta que podrás aplicar a hipotecas con mejores condiciones y que podrás vender tu casa a un mejor precio, si por cuestiones del destino quieres o debes hacerlo ¡Nadie sabe qué nos depara el futuro!

Pero si finalmente decides no certificar tu vivienda ¡Tranquilo! Igualmente tendrás una casa ultra eficiente y cómoda, y además siempre tienes la opción de hacerlo en un futuro. Aunque no es lo más recomendable, recuerda puedes solicitar la certificación Passivhaus aún después de finalizada la construcción.

Así pues, creo que ya hemos solucionado esta cuestión, y si quieres dar el siguiente paso hacia tu nueva casa pasiva de madera agenda una videollamada con nosotros y empecemos a darle forma a tu proyecto.

También te puede interesar

Bosque de pino

Hablemos de sostenibilidad

En este artículo hablaremos de la sostenibilidad ligada al uso de madera en la construcción. Dejaremos atrás varias ideas erróneas que existen y hablaremos de deforestación.

Leer más
Torre de cubos de madera sobre escritorio

Madera ¿El material del futuro?

En un mundo dominado por el hormigón y el acero, la madera se abre paso de forma acelerada como un material sostenible en el tiempo, con una huella de carbono negativa y alineado con los ODS.

Leer más

¿Estás interesado en construirte una casa pasiva de madera?
Nos encantará hablar contigo

empecemos con una videollamada
¿Te interesa construirte una casa pasiva de madera?
agenda una videollamada